usabilidad, empresa, servicios, internet
XL internet - Soluciones Digitales [Enlaza a página principal]

Noticias
Artículos







Artículos

TIC y árboles

Artículo publicado en la revista The Ecologist
Nº 35 (enero / febrero / marzo 2009)

Mi primera toma de contacto con la Fundación + árboles tuvo lugar a finales de 2006 cuando dos de sus patronos, Juan Valero y Juan Segarra, se acercaron desde Riópar a Murcia, a mi empresa de soluciones multimedia para solicitarnos un proyecto de sitio web para esta entidad que acababan de fundar y que, resumiendo en menos de veinte palabras, nacía para: impulsar una nueva cultura del árbol y plantar 100 millones de árboles en cuatro años en la Península Ibérica. Una misión de largo alcance –con ramificaciones en la cooperación internacional y la responsabilidad social– y un objetivo muy concreto para los que, naturalmente, necesitaban cómplices que serían convocados en lo que finalmente fue el 1er. Encuentro Internacional de Amigos de los Árboles que tuvo lugar en Barcelona el 23 de junio de 2007.

Clic para ver las gráficasMi equipo y yo misma fuimos, efectivamente, la empresa proveedora de los desarrollos web que la F+á utilizó para darse a conocer y, sobre todo, para difundir en Internet ese evento que reunió a decenas de expertos de reconocido prestigio nacional e internacional y convocó a 2.000 asistentes, para tratar sobre la vital importancia del árbol como instrumento para contrarrestar las consecuencias del calentamiento global y del bosque como modelo inspirador para el desarrollo sostenible.

Unos meses más tarde, se me ofreció la posibilidad de formar parte del Patronato, y aportar al grupo –en ese momento, predominantemente masculino, asentado en el mundo rural y eminentemente “verde” – mi visión de mujer urbanita e inmersa en las nuevas tecnologías de información y comunicación. Desde esa doble posición, me animo a poner por escrito y compartir con el lector de “The Ecologist” algunas reflexiones, preocupaciones y sentimientos.

Plantar árboles, respetarlos y amarlos

Conseguir de aquí a 2011 entre 30.000 y 50.000 hectáreas de terreno entre España y Portugal y eldinero para plantar (y también sembrar) 100 millones de árboles, con los arbustos y cuidados que necesitan para sobrevivir, es un proyecto hermoso y claramente beneficioso, avalado mundialmente, necesario para nuestro país.

Para hacerlo realidad, F+á trabaja también aspectos relacionados con la tierra, y para ello se propone emplear creativas metodologías –la Permacultura, fundamentalmente, junto a técnicas de sembrado directo como el Nendo dango–, para cuya divulgación y necesarios entrenamientos contamos con The Ecologistvarios expertos que irán formando en progresión a otros muchos voluntarios; lo concerniente al dinero, en una búsqueda contrarreloj de entidades y empresas colaboradoras y de ideas que agraden a sus trabajadores y clientes; y lo relativo a la difusión que, naturalmente, debe servir para retroalimentar los anteriores aspectos y dotarlos de sentido, pues, en el corazón de este proyecto está, no lo olvidemos: el impulsar una nueva cultura que nos ayude a crear un vínculo emocional con la fuerza vital del árbol y a encontrar en el bosque un modelo a imitar.

Además, es éste un proyecto plural y de confluencia –por fortuna, hay más gente esforzándose desde hace tiempo por el árbol en la Península Ibérica– y que, por definición, está abierto a la participación libre y abierta, pues recoger semillas, plantar, regalar o invertir en árboles y también contribuir a difundir mensajes en medios tradicionales y, sobre todo, en los no convencionales, son tareas que mucha gente de todas las edades ha resuelto y va a seguir resolviendo con eficacia.

Para un comunicador, y más si está especializado en Internet, este proyecto tan lleno de valores, tan conectado con el hoy y con proyección hacia el futuro, parecería una perita en dulce. Sin embargo, para que así sea, para comunicarlo con eficacia, habría que minimizar cuanto antes algunas amenazas.

Simplifica, aprende, conecta

Estoy con John Maeda1 en la idea de que, sólo usando la simplicidad en el diseño es posible llegar a conectar con el consumidor ofreciéndole beneficios importantes como ahorro de tiempo, confianza y conexión emocional. Simplicidad que, para este artista y científico del MIT2, consiste en sustraer lo que es obvio y añadir lo específico. Y también comparto con él la idea de que la expresión de la emoción hoy en día no se ve como una debilidad, sino como un rasgo humano deseable con el que todos podemos identificarnos de inmediato.

Surgida del mundo empresarial, como la mayoría de las fundaciones, la nuestra aún tiene que construir su propia identidad. Tenemos misión, valores y proyectos propios e ilusionantes, pero los patronos aún tenemos pendiente el encaje de nuestras visiones respectivas, consolidarnos como equipo para dar más credibilidad, coherencia y contundencia al discurso de esta organización que debe tratar tanto con políticos y empresarios como con organizaciones afines y voluntarios espontáneos. Ser todo lo rigurosos y profesionales que demandan los primeros, pero también flexibles y abiertos a lo que los últimos esperen de nosotros. La definición y consolidación de la identidad de la Fundación + árboles es tarea de su patronato y apenas hemos empezado a remangarnos.

Nuestro proyecto está repleto de creatividad. Hay mucha gente que está participando con entusiasmo: ideólogos, empezando por “el jefe de todo esto”, Juan Valero; agricultores; inventores; poetas; profesores, artistas gráficos, periodistas, diseñadores… La primera impresión al llegar es que hay en F+á un ejercicio permanente del brainstorming3, una gran capacidad para el naming4. Esta situación, muy estimulante por un lado, también produce a menudo un overbooking5 de ideas y sentencias a comunicar simultáneamente. Además, estamos acompañados de mucha gente para hacer las mismas cosas y poca para otras tareas importantes. Seleccionar las actividades y mensajes para comunicar mejor, detectar solapamientos y lagunas, no son problemas que un buen Plan de Comunicación al servicio de un Programa, convenientemente trabajado y consensuado por toda la organización, no pueda resolver.

Por último, dado el punto del camino en el que ya estamos, con un montón de colaboraciones consolidadas y actividades en marcha, con varios bosques iniciados y, sobre todo, con el segundo encuentro internacional en puertas, aún más importante es reflexionar cuanto antes sobre cómo haremos para asumir propuestas de otros sin fagocitarlas; cooperar y contribuir a organizarlas para alcanzar objetivos comunes; promover y aglutinar la participación, dejando claro que no vamos a utilizarla para fines espurios.

Nuestra sociedad, nuestros sistemas y nuestros objetos requieren cada vez más un compromiso activo con el cuidado, la atención y el sentimiento. Improvisando y simplificando, se me ocurre que, en la Fundación + árboles, podríamos abordar la comunicación con los mismos principios de la Permacultura6; emplear las tecnologías de difusión, promoción y comercialización a través de Internet con total transparencia informativa y volcados hacia la participación bidireccional en la Web. Y dedicando suficiente tiempo para aprender, a la luz de los resultados, sobre cómo seguir proyectando.

Teresa Jular
coordinadora de proyectos
XL internet


1 “Using Simplicity in design it is possible to achieve definite consumer connect by offering definite benefits like saving on time and establishing trust and building emocional connect”.
Fuente: www.lawsforsimplicity.com
2 Instituto Tecnológico de Massachusetts.
3 En inglés, tormenta de ideas, técnica grupal que fomenta la creatividad y la participación para resolver problemas.
4 Especialidad del marketing consistente en nombrar adecuadamente los conceptos, marcas y proyectos nuevos.
5 En inglés, venta de más billetes que plazas existentes o servicios que capacidad de darlos.
6 La Permacultura tiene tres ingredientes principales: Uno. Ética compartida de 'cuidado de la tierra', 'cuidado de las personas' y 'rendimientos justos' (que se refiere a los límites de la población y el consumo, a la justa distribución de recursos para hacer avanzar la labor del cuidado de la tierra y el cuidado de la gente, y al reciclado o aprovechamiento de excedentes y residuos). La permacultura también destaca la importancia de asumir la responsabilidad personal de nuestras acciones. Dos. Principios ecológicos derivados de la observación de los sistemas naturales. Tres. Diseñar herramientas y procesos que reúnan conceptos, elementos y componentes estratégicos dentro de un marco o plan de acción que pueda ser implementado y mantenido con mínimos recursos.

Subir